Carrito: 0,00€
X Isuu Mastodon Tiktok
  • info@bio-farma.es
  • Transporte gratis a partir de 36,30€ España
Carrito: 0,00€

Dermatitis atópica más común en bebés y niños

La dermatitis atópica es una inflamación crónica y recurrente de la piel, más común en bebés y niños. Los síntomas incluyen enrojecimiento, sequedad y picazón intensa. Para cuidar la piel atópica, se recomienda utilizar emolientes, evitar irritantes y mantener la piel hidratada. Los brotes pueden provocar ampollas y costras, y para aliviar la picazón, se pueden usar cremas tópicas y antihistamínicos.

Dermatitis atópica más común en bebés y niños Dermatitis atópica más común en bebés y niños

Te lo leemos por ti


¿Qué es la dermatitis atópica y porqué se produce?

La dermatitis atópica o piel atópica es una enfermedad de la piel que se caracteriza por ser una inflamación crónica y recurrente. Es más común en la infancia, pero también puede afectar a adolescentes y adultos. Esta afección provoca que la piel esté seca y presenta una mayor sensibilidad e irritabilidad debido a varios factores tanto internos como externos.

La causa exacta de la dermatitis atópica no se comprende completamente, pero se cree que tiene un componente genético y también está relacionada con una respuesta inmunitaria alterada en la piel. Las personas con esta afección tienen una mayor probabilidad de tener antecedentes familiares de alergias, como asma o rinitis alérgica.

Los desencadenantes externos, como el clima seco, la exposición a alérgenos (como polen, ácaros del polvo o pelo de mascotas) y ciertos irritantes en productos para el cuidado de la piel, pueden agravar los síntomas de la dermatitis atópica. Además, factores internos como el estrés, las infecciones y los cambios hormonales también pueden desempeñar un papel en el desarrollo y empeoramiento de esta enfermedad.

Los síntomas típicos de la dermatitis atópica incluyen enrojecimiento, sequedad, picazón intensa y la aparición de parches escamosos en la piel. Las áreas más comunes afectadas suelen ser los pliegues de los codos y las rodillas, el cuello, las muñecas y los tobillos.

¿Cuáles son las causas de la piel atópica?

La dermatitis atópica es una compleja afección de la piel que resulta de una combinación de factores genéticos, inmunológicos y ambientales. Cuando la barrera natural de la piel se encuentra alterada, se vuelve más permeable a alérgenos, lo que provoca una reacción inflamatoria por parte del sistema inmunológico.

La predisposición genética es el factor principal que causa esta afección cutánea, y a menudo se ve influenciada por antecedentes familiares de dermatitis atópica u otras alergias. Además de los factores genéticos, hay otros factores tanto internos como externos que pueden afectar la aparición y gravedad de la enfermedad.

Entre los factores externos que influyen en los síntomas de la dermatitis atópica, el clima desempeña un papel importante. Durante el invierno, las bajas temperaturas pueden aumentar la irritabilidad de la piel, por lo que es crucial mantener un cuidado constante de la piel en esta época del año. Por otro lado, el calor también puede ser perjudicial, ya que aumenta la sudoración y puede alterar el pH de la piel, lo que favorece la aparición de irritación y picazón. Asimismo, los cambios en la flora bacteriana de la piel debido a estas condiciones pueden empeorar la situación.

Brotes de eccema en la piel

De acuerdo con el Servicio de Dermatología del Hospital del Mar, los eccemas son alteraciones en la piel que se manifiestan mediante una inflamación cutánea. Esta afección se caracteriza por presentar una combinación de enrojecimiento, protuberancias o lesiones elevadas y, en ocasiones, la aparición de pequeñas ampollas o descamación.

La dermatitis atópica es el tipo de eccema más común, según información proporcionada por la Fundación de Ciencias del Medicamento y Productos Sanitarios. La Academia Española de Dermatología y Venereología destaca que hasta una cuarta parte de las personas que experimentan dermatitis atópica durante su infancia desarrollan eccemas en las manos en diferentes grados a lo largo de su vida adulta.

¿Cómo saber si tengo piel atópica?

Es fundamental que cualquier alteración inusual que aparezca en nuestra piel sea evaluada por un dermatólogo. Este especialista analizará el tipo de piel, detectará posibles afecciones cutáneas y ofrecerá soluciones adecuadas.

Es importante estar alerta ante cualquier cambio o aspecto diferente en la piel y mantenerla bien cuidada con productos que la nutran, especialmente adaptados a nuestro tipo de piel.

Características de la piel atópica

La piel atópica se caracteriza por mostrar síntomas como inflamación, enrojecimiento, picazón, fragilidad y sensibilidad. Estos síntomas surgen debido a la falta de hidratación y/o grasa en la piel, lo que la hace más seca de lo habitual y propensa a irritarse.

¿Porque se produce dermatitis atópica en bebés?

La piel de bebés y niños es diferente de la de los adultos debido a características específicas. Su barrera cutánea es más delgada, y producen menos sebo y sudor, lo que los hace particularmente sensibles a problemas en la piel.

Los antecedentes familiares son el factor principal de riesgo para desarrollar dermatitis atópica. Si uno de los padres tiene esta afección, el riesgo de que un bebé la desarrolle se incrementa en 1,5 veces, mientras que si ambos padres la padecen, el riesgo se multiplica de 3 a 5 veces.

Otros factores de riesgo que pueden desencadenar la atopía son el mal funcionamiento del sistema inmunitario, especialmente en las inmunoglobulinas E y G, alteraciones en la microflora bacteriana intestinal y una dieta rica en azúcares y ácidos grasos poliinsaturados.

Asimismo, factores ambientales también influyen en la aparición de piel atópica. Vivir en entornos urbanos industrializados, regiones con baja exposición a la luz ultravioleta o condiciones climáticas secas pueden tener un impacto en la incidencia de esta afección cutánea.

Síntomas de la piel atópica en bebés y niños

En general, la piel atópica se manifiesta con una intensa e incontrolable picazón y la presencia de lesiones eccematosas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Cuando la dermatitis atópica se presenta en bebés lactantes, las lesiones cutáneas suelen ser más agudas y pueden incluir enrojecimiento intenso, hinchazón, raspaduras, exudado seroso o costras. Estas lesiones se distribuyen en áreas como la cara, las mejillas y el tronco, pero no afectan la zona del pañal.

En la infancia, la dermatitis atópica tiende a volverse más localizada y crónica, con un enrojecimiento más pálido, sequedad en la piel y engrosamiento debido al rascado repetitivo. Suelen afectar especialmente las áreas flexoras, como las rodillas y los codos.

Estos síntomas están definidos según los criterios de Hanifin y Rajka, que son utilizados por sociedades y grupos médicos, como la Academia Americana de Dermatología. Para evaluar la gravedad de la dermatitis atópica, los profesionales médicos suelen utilizar la escala SCORAD (Scoring index of Atopic Dermatitis).

Consejos para cuidar la piel atópica en bebés y niños

El cuidado de la piel atópica en bebés y niños debe ser personalizado, y se recomienda que un especialista evalúe cada caso. Es esencial proporcionar a las familias información suficiente para aliviar los síntomas de la atopía y mejorar la calidad de vida.

En la actualidad, la dermatitis atópica puede mejorar por sí sola y es tratable. El tratamiento se enfoca en mejorar la barrera cutánea mediante la hidratación, aliviar el picor, reducir la inflamación, equilibrar la flora bacteriana de la piel, disminuir los brotes y reducir el riesgo de infecciones.

Algunos consejos para el cuidado de bebés y niños con piel atópica son:

  • Utilizar emolientes sin perfume una o dos veces al día: Estos productos son fundamentales para la prevención y el tratamiento diario de la dermatitis atópica. Ayudan a retener la humedad en la piel, reduciendo la gravedad de las lesiones y brotes. Se recomienda utilizar emolientes que contengan lípidos estructurales como ceramidas, urea, ácido láctico, entre otros, y aplicarlos después del baño.

  • Baños cortos con agua tibia: Se aconsejan baños breves de no más de 10 minutos con agua tibia. Estos baños proporcionan hidratación y limpian la piel de costras, escamas e irritantes. Se recomienda utilizar limpiadores corporales sin jabón, sin colorantes ni perfumes, y secar la piel dando palmaditas con una toalla de tejido hipoalergénico antes de aplicar el emoliente.

  • Elegir ropa de algodón o lino: Evitar materiales sintéticos y optar por prendas de algodón o lino que sean ligeras y suaves para la piel. Es importante eliminar las etiquetas de la ropa que puedan rozar la piel. Lavar la ropa con detergentes suaves especialmente diseñados para bebés o niños con piel atópica.

  • Mantener ambientes limpios: Es crucial mantener la casa libre de polvo o pelos de animales. Mantener una temperatura moderada y una humedad del 50% en el ambiente también puede ser beneficioso.

  • Considerar ingredientes naturales: Algunos tratamientos tópicos con corticosteroides, los más comunes, deben ser prescritos por un médico y requieren seguimiento. Cada vez hay más evidencia de que ciertos ingredientes naturales, como el espino amarillo, la caléndula, el comino negro, la Boswelia, el karité y el aceite de neem, pueden tener buenos resultados para reparar la barrera cutánea y aliviar los síntomas.

  • Restricción de ciertos alimentos en la dieta: Limitar ciertos alimentos solo debe hacerse cuando las pruebas in vitro detecten intolerancias específicas y debe evaluarse si realmente influyen en la evolución de la enfermedad. Esta medida es un tema controvertido y debe ser supervisada por un especialista.

 

¿Qué factores pueden empeorar los síntomas d ela dermatitis atópica?

  • Alergias al polen, el moho, los ácaros del polvo o los animales
  • Resfriados y aire seco en el invierno
  • Resfriados o la gripe
  • Contacto con materiales irritantes y químicos
  • Contacto con materiales ásperos como la lana
  • Piel reseca
  • Estrés emocional
  • Resecamiento de la piel por tomar baños o duchas frecuentes o nadar con mucha frecuencia
  • Enfriarse o acalorarse demasiado, al igual que cambios súbitos de temperatura
  • Perfumes o tintes agregados a las lociones o jabones para la piel

 

¿Qué cambios podemos ver en la piel atópica cuando se produce un brote?

  • Ampollas que supuran y forman costras
  • Piel seca en todo el cuerpo o zonas de piel con protuberancias en la parte de atrás de los brazos y al frente de los muslos
  • Secreción o sangrado del oído
  • Zonas de piel en carne viva por el rascado
  • Cambios en el color de la piel, como más o menos color con respecto al tono normal de esta 
  • Enrojecimiento o inflamación de la piel alrededor de las ampollas
  • Zonas gruesas o con apariencia de cuero, lo cual puede ocurrir después de rascado o irritación prolongados
  • En niños menores de 2 años, las lesiones de piel empiezan en la cara, el cuero cabelludo, las manos y los pies. Con frecuencia, se trata de una erupción que produce picazón y ampollas que supuran o forman costras.
  • En niños mayores y adultos, la erupción se observa con mayor frecuencia en el interior de las rodillas y los codos. También puede aparecer en el cuello, las manos y los pies.
  • En adultos, la erupción se puede limitar a las manos, párpados o genitales.
  • Las erupciones se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo durante un brote intenso.
  • La picazón intensa es común. Puede comenzar incluso antes de que la erupción aparezca. La dermatitis atópica a menudo se denomina "picazón que produce erupción cutánea", porque la picazón comienza y luego aparece la erupción en la piel como resultado del rascado.

 

¿Qué podemos hacer para evitar que se rasque la erupción o la piel?

  1. Se puede utilizar un humectante, una crema de esteroides tópica u otros medicamentos recetados por el proveedor de atención médica para controlar los síntomas y reducir la comezón.

  2. Es aconsejable tomar antihistamínicos por vía oral para aliviar la intensa picazón.

  3. Mantener las uñas bien recortadas y considerar el uso de guantes suaves al dormir si la persona tiende a rascarse durante la noche.

  4. Se debe mantener la piel hidratada usando ungüentos (como cera de petróleo), cremas o lociones de 2 a 3 veces al día. Es importante elegir productos para la piel que no contengan alcohol, fragancias, tintes u otros químicos. El uso de un humidificador en el hogar también puede ayudar a mantener el aire húmedo y beneficiar la piel.

 

¿Qué factores pueden empeorar los síntomas de la piel atópica?

  • Alimentos que puedan causar una reacción alérgica en niños muy pequeños.
  • Materiales irritantes, como lana y lanolina.
  • Jabones o detergentes fuertes, así como productos químicos y disolventes.
  • Cambios bruscos en la temperatura corporal y el estrés, ya que pueden causar sudoración y empeorar la irritación.
  • Desencadenantes que causan síntomas de alergia.

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de bañar al niño o bebé con piel atópica?

  • Se debe limitar el tiempo en contacto con el agua, optando por baños cortos con agua fresca en lugar de baños prolongados con agua caliente.
  • Es aconsejable utilizar limpiadores y geles de baño suaves para el cuerpo en lugar de jabones regulares.
  • No debe frotar ni secar la piel con demasiada fuerza o durante mucho tiempo.
  • Se puede aplicar cremas lubricantes, lociones o ungüentos en la piel mientras aún esté mojada después del baño para ayudar a retener la humedad en la piel y mantenerla hidratada.

  1. Academia Española de Dermatología y Venereología. Guía para pacientes con dermatitis atópica.
  2. Frazier, W. and N. Bhardwaj. Atopic Dermatitis: Diagnosis and Treatment. Physician. 2020;101(10):590-598.
  3. Fundación de Ciencias del Medicamento y Productos Sanitarios. Dermatitis Atópica: del diagnóstico a la definición de una ruta asistencial. Feb, 2019.
  4. Kim, J. et al. Pathophysiology of atopic dermatitis: Clinical implications. Allergy Asthma Proc. 2019 Mar; 40(2): 84–92.
  5. Moreno Giménez, J. C. Dermatitis atópica. Alergol Inmunol Clin 2000;15:279-295.
  6. Servicio de Dermatología del Hospital del Mar. Eccema.
  7. Silverberg, J. I. et al. Atopic dermatitis in the pediatric population: A cross-sectional, international epidemiologic study. Ann Allergy Asthma Immunol 126 (2021) 417-428.
  8. Torres, T. et al. Update on Atopic Dermatitis. Acta Med Port 2019 Sep;32(9):606–613.
  9. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000853.htm

 

Foto: Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Dermatitis_at%C3%B3pica


Productos relacionados


PROSPERA BIOTECH Nocisens Intense 30 ml

Precio: 25,94€ En oferta

Opiniones de Dermatitis atópica más común en bebés y niños


Fabricantes / Laboratorios Relacionados



Artículos del Blog relacionados


 
Al hacer clic en 'Aceptar todas las cookies', usted acepta que las cookies se guarden en su dispositivo para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del mismo, y colaborar con nuestros estudios para marketing.
Configuración de Cookies
Aceptar todas las cookies

Centro de preferencia de la privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.

[Política de cookies] [Más información]

Permitirlas todas


Gestionar las preferencias de consentimiento

Cookies estrictamente necesarias Activas siempre

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Usualmente están configuradas para responder a acciones hechas por usted para recibir servicios, tales como ajustar sus preferencias de privacidad, iniciar sesión en el sitio, o llenar formularios. Usted puede configurar su navegador para bloquear o alertar la presencia de estas cookies, pero algunas partes del sitio web no funcionarán. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

Cookies de Rendimiento

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima. Si no permite estas cookies no sabremos cuándo visitó nuestro sitio, y por lo tanto no podremos saber cuándo lo visitó.

Cookies de Funcionalidad

Estas cookies permiten que el sitio ofrezca una mejor funcionalidad y personalización. Pueden ser establecidas por nosotros o por terceras partes cuyos servicios hemos agregado a nuestras páginas. Si no permite estas cookies algunos de nuestros servicios no funcionarán correctamente. También permite el almacenamiento relacionado con la seguridad, como la funcionalidad de autenticación, la prevención del fraude y otra protección del usuario.

Cookies dirigidas

Estas cookies pueden estar en todo el sitio web, colocadas por nuestros socios publicitarios. Estos negocios pueden utilizarlas para crear un perfil de sus intereses y mostrarle anuncios relevantes en otros sitios. No almacenan información personal directamente, sino que se basan en la identificación única de su navegador y dispositivo de acceso al Internet. Si no permite estas cookies, tendrá menos publicidad dirigida.

Cookies de redes sociales

Estas cookies están configuradas por una serie de servicios de redes sociales que hemos agregado al sitio para permitirle compartir nuestro contenido con sus amigos y redes. Son capaces de hacerle seguimiento a su navegador a través de otros sitios y crear un perfil de sus intereses. Esto podrá modificar el contenido y los mensajes que encuentra en otras páginas web que visita. Si no permite estas cookies no podrá ver o usar estas herramientas para compartir.


Confirmar mis preferencias

wait