Carrito: 0,00€
Isuu Mastodon
  • info@bio-farma.es
  • Transporte gratis a partir de 36,30€ España
Carrito: 0,00€

La Alergia: Conociendo sus Causas, Síntomas y Tratamientos



La Alergia: Conociendo sus Causas, Síntomas y Tratamientos La Alergia: Conociendo sus Causas, Síntomas y Tratamientos

Te lo leemos por ti


Al llegar la primavera una de las palabras más pronunciadas es: alergia

  • Hay alergias relacionadas con el clima, la situación geográfica o las condiciones higiénicas.
  • Las hay auténticamente temporales.

Los expertos hacen investigaciones para tener más conocimientos sobre sus causas, para mejorar los métodos para diagnosticarlas y tratarlas y para, eventualmente, evitarlas.

 

¿Qué es la ALERGIA?

 

Una alergia es una reacción inmunológica específica del organismo hacia una sustancia normalmente inofensiva, que puede no afectar a otras personas.

Las personas que sufren alergias son a menudo sensibles a más de una sustancia.

Hay diferentes alergias (rinitis alérgica, urticaria, eczemas…)

 

FACTORES que pueden provocar ALERGIA

 

  • Polen (se puede conseguir mas información de los niveles de polen en los distintos observatorios de Catalunya en la siguiente dirección: Punto de información aerobiológica (Xarxa Aerobiològica de Catalunya)).
  • Partículas del polvo
  • Esporas de las flores o de los hongos
  • Determinados alimentos
  • Goma de látex
  • Veneno de los insectos
  • Medicamentos

 

ÁCAROS y HONGOS, CAUSAS también de alergia

 

  • Los àcaros son microorganismos de la familia de los arácnidos que viven en los colchones, en los cojines o en el mosaico de las casas. Se alimentan de escamas o células muertas que desprende la piel de las personas. Es el excremento de estos animalillos lo que causa la alergia.

 

  • Los hongos son plantas microscópicas que crecen en lugares húmedos. Están en el polvo que se forma en los objetos que han estado mucho tiempo ordenados o cerrados (que se han enmohecido). Pueden aparecer como pequeños puntos blancos, verdes o negros en los alimentos. Esta sustancia genera miles de partículas muy pequeñas, llamadas esporas, que contaminan el aire y producen alergia al inhalarlas.

 

¿Por qué hay personas que sufren alergia y otras que no?

 

Se puede tener una cierta tendencia a ser alérgico, de hecho se es alérgico a sustancias determinadas, aunque hay que exponerse a los factores causantes.

La exposición a las sustancias que generan la alergia (alergógenos) en un momento en el que las defensas del cuerpo están bajas, o durante el embarazo, puede desarrollar la alergia.

 

¿Qué es una REACCIÓN ALÉRGICA?

 

Normalmente, nuestro sistema inmunológico reacciona ante agentes invasores, como las bacterias o los virus. En la mayoría de las alergias, además, el sistema inmunológico reacciona delante de una falsa alarma.

Cuando una persona alérgica entra en contacto con el alergógeno por primera vez, su sistema inmunológico trata este elemento como invasor y se moviliza para combatirlo. Y lo hace creando gran cantidad de un anticuerpo (proteína que lucha contra la enfermedad) llamado inmunoglobulina E, o IgE.

Cada anticuerpo IgE es específico de un tipo de alergógeno. En el caso del polen, cada anticuerpo es específico de un tipo de polen.

Cuando el alergógeno encuentra su IgE específico, da la señal a la célula para que libere poderosas sustancias inflamatorias, como la histamina. Estas sustancias químicas actúan en diferentes partes del cuerpo, como el sistema respiratorio, y causan los síntomas descritos de las alergias.

En las personas que no son alérgicas, la mucosa nasal expulsa las partículas extrañas a la garganta, donde son tragadas o expulsadas por la tos.

Cuando el alergógeno es un alimento o un medicamento, y se ingiere o se inyecta, o bien cuando un insecto nos pica y nos inocula el veneno, las sustancias pasan a la sangre y son transportadas por la piel, donde reaccionan con los anticuerpos de la alergia, lo cual hace que se dilaten los vasos sanguíneos; entonces, el escape del líquido a nivel local causa la formación de costras, o bien inflamiento.

 

La RINITIS ALÉRGICA

 

La rinitis alérgica es una de las enfermedades alérgicas más comunes. La OMS la considera una de las seis enfermedades que más frecuentemente afectan a la población.

Se estima que en los países desarrollados la sufre entre el 5 y el 25% de la población. Y todo parece indicar que la incidencia de las alergias aumentará en el futuro.

La rinitis es la reacción alérgica de las membranas de la mucosa nasal cuando entran en contacto con una o más sustancias alergógenas.

Los síntomas son:

  • Estornudos
  • Secreción nasal acuosa (rinorrea)
  • Congestió nasal
  • Picor en los ojos y lagrimeo
  • Picor en la nariz y en la garganta
  • Comúnmente, los síntomas de la rinitis son más agudos durante el día, y remiten durante la noche.

 

El viento es mal amigo de la rinitis, porque transporta el polen y lo disemina. Los mejores días son los días de lluvia, excepto para los alérgicos a las esporas de los hongos, porque la sintomatología se agrava con la humedad.

El cuadro de la rinitis tiene una evolución de dos o tres años, hasta que se estabiliza. Aunque, en unos cuantos años, puede desaparecer la hipersensibilidad. Las rinitis pueden ser estacionalos o crónicas (persistentes durante todo el año):

  1. Rinitis estacionales
    También se llama fiebre del heno, aunque no tiene ninguna relación ni con la fiebre ni con el heno.
    La tienen personas que son sensibles a los pólenes de las plantas que dependen del viento para la polinización, y a las esporas de hongos y mohos.
    La primavera es posiblemente la estación más odiada por los alérgicos. Les afecta el polen de árboles y flores en primavera, y los pastos y las garrigas a principios de verano y en otoño.Los alergógenos más frecuentes en el entorno mediterráneo son:
    Parietaria
    Plataneros
    Gramíneas
    Olivos
  2. Rinitis crónicas
    Se presentan durante todo el año, aunque se pueden tener crisis en determinados períodos o en circunstancias concretas. Generalmente , las causas son:  Los ácaros, componentes habituales del polvo doméstico; Pelos y células de descamación de los animales domésticos. Esporas de hongos.

Los síntomas son casi los mismos que los de las rinitis estacionales, aunque el bloqueo nasal es más pronunciado; pero en cambio no hay picor.Las alergias a los hongos pueden presentar los mismos síntomas que las alergias al polen y, además, hacer aparecer prurito en cuello, ojos y orejas. En algunas ocasiones, se pueden asociar a dolor de cabeza, cansancio y pérdida de concentración.Las rinitis alérgicas se pueden complicar, provocando pérdida de oído, sinusitis y pólipos nasales.En los niños pueden poden originar cambios en la estructura ósea del paladar e, incluso, asma.

 

¿Cómo se DETECTA una alergia?

 

El método más común para hacerlo son los tests cutáneos, que miden la respuesta de la persona al alergógeno de prueba que se inyecta por vía intradérmica.

 

PREVENCIÓN

 

Se hace muy difícil prevenir una reacción que puede ser provocada por cuerpos minúsculos que transporta el aire. Aun así, se pueden hacer las siguientes recomendaciones:

  • Evitar los alergógenos, para prevenir la respuesta inmunológica. Tener cerradas las ventanas de las casas y de los coches.
  • Evitar estar demasiado tiempo al aire libre en las épocas de polinización, sobre todo al atardecer, que es cuando hay más polen en suspensión.
  • Evitar la presencia de animales en las casas. Si no es posible, procurar que estén muy limpios, y no permitirles nunca el acceso a los dormitorios.
  • Utilizar fundas impermeables para colchones, edredones y cojines.
  • Pasar la aspiradora a menudo por las zonas susceptibles de acumular más polvo.
  • Evitar alfombras, cojines de plumas y mantas de lana.
  • Los niños no deben dormir con muñecos de peluche.
  • Utilizar máscaras faciales adecuadas que filtren el aire inhalado.
  • Aplicarse la inyección de extractos de alergógenos, para alterar la respuesta inmunológica.

 

¿Se puede CURAR la alergia?

 

Las alergias no tienen cura, pero se pueden controlar sus síntomas.

Después de los tests y de las pruebas de laboratorio, hay que establecer a qué sustancias se es alérgico, y decidir el tratamiento, que incluirá:

  • Métodos para protegerse contra los alergógenos.
  • Desensibilización con vacunas.
  • Prescripción de medicamentos.

 

TRATAMIENTO

 

La farmacia dispone actualmente de muchos principios activos para combatir las alergias, por tanto, el papel del farmacéutico es muy importante a la hora de resolver consultas de los afectados. Lo primero que hay que tener en cuenta son los mecanismos de aparición.

Los tratamientos más corrientes son los siguientes:

  • Baños salinos
  • Descongestivos
  • Antihistamínicos
  • Anticolinérgicos
  • Corticoides
  • La inmunoterapia (vacunación específica contra los alergógenos causantes) no cura la enfermedad, pero reduce el número de síntomas, y hace más fácil su control.

Fuente: https://www.farmaceuticonline.com/es/alergia-acaros/


Productos relacionados


NALE Aler Plus 20 Ampollas

Precio: 23,28€

TEGOR ALERGOT PLUS 30 ml

Precio: 19,30€

Opiniones de La Alergia: Conociendo sus Causas, Síntomas y Tratamientos


Fabricantes / Laboratorios Relacionados



Artículos del Blog relacionados


 
Al hacer clic en 'Aceptar todas las cookies', usted acepta que las cookies se guarden en su dispositivo para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del mismo, y colaborar con nuestros estudios para marketing.
Configuración de Cookies
Aceptar todas las cookies

Centro de preferencia de la privacidad

Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.

[Política de cookies] [Más información]

Permitirlas todas


Gestionar las preferencias de consentimiento

Cookies estrictamente necesarias Activas siempre

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Usualmente están configuradas para responder a acciones hechas por usted para recibir servicios, tales como ajustar sus preferencias de privacidad, iniciar sesión en el sitio, o llenar formularios. Usted puede configurar su navegador para bloquear o alertar la presencia de estas cookies, pero algunas partes del sitio web no funcionarán. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

Cookies de Rendimiento

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima. Si no permite estas cookies no sabremos cuándo visitó nuestro sitio, y por lo tanto no podremos saber cuándo lo visitó.

Cookies de Funcionalidad

Estas cookies permiten que el sitio ofrezca una mejor funcionalidad y personalización. Pueden ser establecidas por nosotros o por terceras partes cuyos servicios hemos agregado a nuestras páginas. Si no permite estas cookies algunos de nuestros servicios no funcionarán correctamente. También permite el almacenamiento relacionado con la seguridad, como la funcionalidad de autenticación, la prevención del fraude y otra protección del usuario.

Cookies dirigidas

Estas cookies pueden estar en todo el sitio web, colocadas por nuestros socios publicitarios. Estos negocios pueden utilizarlas para crear un perfil de sus intereses y mostrarle anuncios relevantes en otros sitios. No almacenan información personal directamente, sino que se basan en la identificación única de su navegador y dispositivo de acceso al Internet. Si no permite estas cookies, tendrá menos publicidad dirigida.

Cookies de redes sociales

Estas cookies están configuradas por una serie de servicios de redes sociales que hemos agregado al sitio para permitirle compartir nuestro contenido con sus amigos y redes. Son capaces de hacerle seguimiento a su navegador a través de otros sitios y crear un perfil de sus intereses. Esto podrá modificar el contenido y los mensajes que encuentra en otras páginas web que visita. Si no permite estas cookies no podrá ver o usar estas herramientas para compartir.


Confirmar mis preferencias

wait